Lesiones pigmentadas

Una mancha no es mas que un área de la piel donde las células responsables de la pigmentación natural, los melanocitos, secretan una cantidad muy elevada de pigmento (melanina), dando a la piel un aspecto mas oscuro en esa zona.

Tipos de lesiones pigmentarias

Lesiones melanocitarias superficiales:

1. Lentigos solares o seniles
Depósitos melánicos planos, de color marrón, que se localizan en zonas de exposición solar. Pueden presentarse aislados o confluentes. Es frecuente encontrarlos en las manos y en la frente, aunque pueden estar en mas sitios. Es uno de los mas claros síntomas de exceso de exposición solar.

2. Pecas o efélides
Los lunares y pecas se deben a una alteración genética que conlleva a un incremento en el número de melanocitos o células encargadas de dar color a la piel.
- Su forma, tamaño y número son variables y pueden estar presentes desde el nacimiento –denominados congénitos- o aparecer en cualquier momento de la vida –llamados adquiridos- El aspecto de los nevos (lunares) y pecas puede sufrir modificaciones a lo largo de la vida, pero hoy día se sabe que la exposición solar puede ser responsable de tales cambios.
- Otros factores que pueden modificarlos son los rayos UVA, los tratamientos y los cambios hormonales –anovulatorios, pubertad y embarazo–. Se ha observado que algunos lunares o pecas pueden transformarse en un tumor maligno –melanoma maligno-.
- Es aconsejable una revisión periódica de todas las lesiones, pero especialmente de los nevos –lunares- congénitos grandes, los nevos displásicos o atípicos –borde irregular, polícromo y de diámetro superior a los 6 mm; así como de aquellos pacientes con muchas lesiones (>100). El examen sistemático de los lunares y pecas mediante una lupa se denomina epiluminiscencia de superficie o dermatoscopia.
- Aquellas lesiones identificadas con un riesgo mayor de transformación deben ser extirpadas quirúrgicamente y analizadas microscópicamente para descartar la presencia de células malignas.

3. Melasma
El melasma o cloasma es una alteración del color, llamado médicamente discromía, caracterizada por la presencia de manchas oscuras cuyo color varía entre el marrón claro, marrón oscuro y gris.
- La enfermedad afecta mujeres pero también puede ser vista en hombres.
- Las manchas típicamente se localizan en la frente, mejillas y labio superior, pero pueden abarcar toda la cara e incluso afectar el escote y antebrazos.
- Se desconoce la causa cierta de la enfermedad pero se ha relacionado al uso de anovulatorios, cosméticos, embarazo y exposición solar.
- El tratamiento consiste básicamente en evitar los factores desencadenantes, uso regular y frecuente de filtros antisolares y despigmentantes.
- Entre los agentes despigmentantes podemos mencionar la hidroquinona, arbutín, y ácido azelaico. También pueden emplearse agentes exfoliantes –peelings- como el ácido salicílico, ácido retinoico, solución de Jessner, ácido tricloroacético y, más recientemente el peeling de Amelan. (Para ver mas sobre melasma, lea nuestro apartado melasma, en tratamientos)

Lesiones melanocitarias profundas o intermedias:

1. Queratosis
Son lesiones sobreelevadas pigmentadas, que muy comúnmente se presentan en la espalda y manos en pacientes de edad avanzada.

2. Nevus de Ota, de Oti y Mancha Mongólica
Es una lesión pigmentada de color azulada, que comúnmente aparece en mujeres de raza oriental en un lado de la cara.

3. Nevus de Becker
Lesión pigmentaria grande, que se presenta en pacientes de piel clara, acompañada de vello de gran densidad. La zona mas común donde se localiza son hombro y espalda.

4. Nevus Spilus
Es una lesión profunda congénita caracterizada por una mancha café con lecha solitaria, plana, sin pelo, punteada por pequeñas máculas de color más oscuro.
Aunque se considera habitualmente una lesión benigna, se han descrito cambios malignos.

5. Verrugas
Las verrugas víricas o verrugas comunes son pequeñas excrecencias ásperas del color de la piel o ligeramente marrones causadas por infección vírica de la epidermis –parte más superficial de la piel-, por el virus del papiloma humano.
Las verrugas pueden infectar cualquier parte de la piel pero son más comunes en las manos y pies. El tratamiento incluye diversos métodos como nitrógeno líquido, cáusticos (ácido salicílico), imiquimod, interferón, fluoracilo, bleomicina y láser.

Cada una de las lesiones aquí descritas responde a un tipo de láser. No puede utilizarse uno para todos, ya que es necesario utilizar distintas longitudes de onda, energía, etc.

Suelen responder bien a los tratamientos, que suelen constar de varias sesiones, pero pueden aparecer recidivas (es decir, que la lesión vuelva a aparecer, aunque bastante minorada con respecto al original tratado). Por esta razón, es absolutamente necesario que los pacientes utilicen medidas protección solar y aplicar de forma regular despigmentantes después del tratamiento.

El tratamiento para el Acné podrá encontrarlo en: