Aqualyx - Intralipoterapia

Elimina la grasa localizada sin cirugía

Eliminar la grasa localizada en zonas concretas es uno de los motivos de consulta más frecuente en nuestros pacientes. Os explicamos en qué consiste este tratamiento que asegura resultados eficaces a corto plazo.

¿En qué consiste?

La Intralipoterapia o Lipoescultura sin bisturí es un tratamiento no quirúrgico para conseguir una reducción o eliminación de adiposidades localizadas y consiste en la infiltración de un producto aprobado para su uso médico en España, que produce una eliminación o disminución del tejido adiposo de forma controlada.

¿Cómo se aplica?

Es importante destacar que no es un tratamiento para adelgazar o contra el sobrepeso, sino que está especialmente indicado para eliminar acúmulos de grasa en zonas concretas que distorsionan la silueta. El producto se infiltra con una aguja fina y a través de uno o dos pinchazos (según zona) directamente en el tejido adiposo, de ahí su nombre, de forma que destruye el adipocito (célula grasa) para que los lípidos se eliminen de forma natural a través del sistema linfático.

El procedimiento no precisa ningún tipo de anestesia, realizándose de forma ambulatoria, siendo muy bien tolerado por los pacientes, que sólo notan una ligera sensación de irritación o escozor según se va infiltrando el producto, siendo ésta totalmente pasajera.

Duración del tratamiento

Para lograr unos resultados satisfactorios, y siempre dependiendo de cada persona y de la recomendación del médico, serán necesarias unas 4-6 sesiones (según zona) con 3-4 semanas de intervalo entre sesiones. En algunas áreas y según la cantidad de grasa, el número de sesiones puede ser incluso menor. La sesión dura en torno a los 30 minutos.

A tener en cuenta

  • Es recomendable apoyar el tratamiento con una dieta adecuada.
  • El paciente puede reanudar su vida normal tras la sesión, salvo realizar ejercicio físico intenso o someter la zona tratada a fuentes elevadas de calor, tipo sauna, jacuzzi o uso de piscinas.

Post – tratamiento

  • Enrojecimiento del área tratada que puede durar 2-4 días.
  • Hematomas leves que duran unos 5 días, en caso de punción de un vaso superficial, o más intenso por punción de vaso más profundo que se aprecia a los 2-3 días del procedimiento.
  • Edema o inflamación de la zona tratada, que dura 3-5 días, debida a la destrucción celular (necrosis). Se aconseja la utilización de tratamiento compresivo.
  • Alteraciones de sensibilidad en la zona tratada, que no requiere tratamiento, y que puede tardar en desaparecer hasta 4 semanas.
  • Puede aparecer algún nódulo o fibrosis que desaparecerá en unos meses.

¿Dónde se aplica?

Las adiposidades localizadas primarias son depósitos de tejido graso (adiposo) en determinadas zonas del cuerpo, que no desaparecen tras realizar tratamientos dietéticos y/o ejercicio, y que suelen estar en relación con factores hormonales y bioquímicos. Habitualmente no reaparece una vez eliminada. Son: el interior del muslo, las caderas (cartucheras), cara interna de la rodilla, flancos.

Las adiposidades localizadas secundarias, producidas por una excesiva ingesta de grasas. Una vez que se depositan, no desaparecen fácilmente incluso tras tratamientos dietéticos. Son: Abdomen, pliegue torácico, doble mentón (papada), brazos, pseudoginecomastia.

También se puede aplicar en acúmulos grasos patológicos como lipomas de gran tamaño y giba o joroba de búfalo. Es muy importante entender que la intralipoterapia no es un tratamiento para perder peso, y que, en pacientes con obesidad, primero debe realizarse un tratamiento deitético/nutricional, y sólo después realizar el tratamiento con intralipoterapia.

La intralipoterapia puede combinarse con otras técnicas para aumentar sus resultados como puede ser la MESOTERAPIA (tratamiento médico con productos homeopáticos naturales lipolíticos y drenantes que se administran mediante inyección múltiple poco profunda), CARBOXITERAPIA (tratamiento mediante la infiltración de CO2 que actúa a nivel de la microcirculación y la grasa) y dietas de aporte proteico que ayuda a consumir el exceso de grasa corporal.

Cuando no está indicado:

  • Pacientes con enfermedades agudas o infecciones agudas.
  • Enfermedades autoinmunes en fase activa.
  • Antecedentes de reacciones alérgicas graves.
  • Pacientes con enfermedades de la coagulación sanguínea o en tratamiento con anticoagulantes (Sintrom®) o antiagregantes (Plavix®, Adiro®, etc.)
  • Embarazo y lactancia.
  • Diabetes con mal control metabólico.
  • Personas con expectativas irreales.

Es imprescindible que el facultativo que realice el tratamiento tenga una formación específica en el área y que el Centro de Medicina Estética tenga la Autorización Sanitaria Correspondiente, como es nuestro caso.

El tratamiento con Aqualyx podrá encontrarlo en: