Toxina Botulínica. Tratamiento de hiperhidrosis 

La toxina botulínica es un medicamento de origen sintético que se aplica en medicina estética con diversos fines. El principal uso que se le conoce es el de la estética facial, para relajación de los músculos faciales responsables de la aparición de arrugas y líneas de expresión.

Sin embargo, existen otros muchos usos no tan conocidos, como en el tratamiento de la hiperhidrosis, un exceso de sudoración que se manifiesta fundamentalmente en palmas de manos, plantas de pies y axilas.

El tratamiento de hiperhidrosis con toxina botulínica es muy efectivo, disminuyendo notablemente el exceso de actividad de las glándulas sudoríparas, de las zonas afectadas.

Cerca del 90% de los pacientes, tras una primera sesión, suda mucho menos o nada. Al cabo de los dos o tres días posteriores a la aplicación del tratamiento, empieza a notarse cómo disminuye el sudor de manera progresiva. El efecto puede durar entre 4 meses y un año, dependiendo de las características de cada paciente, siendo la media, siete meses.

Preguntas Frecuentes

¿Hace falta anestesia? 
No es necesario, ya que las agujas que se utilizan son muy finas, por lo que el tratamiento es prácticamente indoloro.

¿Cuánto tiempo dura la aplicación del tratamieno? 
Es un tratamiento es muy sencillo y rápido que se realiza en una sola sesión de unos 30 min.¿

Hay periodo de recuperación? 
El paciente puede reincorporarse a sus actividades habituales nada más terminar.

¿Precauciones después del tratamiento? 
No realizar ejercicio físico intenso ni acudir a saunas o baños calientes en las dos horas siguientes a l aplicación.

¿Hay efectos secundarios? 
Aunque la probabilidad es muy baja, pueden aparecer. Leves síntomas parecidos a la gripe que suelen desaparecer en pocos días, o leve molestia en los lugares de inyección.

 

La salud, en equilibrio y armonía

Horario de apertura : de 08:00 – 14:00 // 16:00 – 22:00

Avda. Andalucía 79-81 Jerez de la Frontera, Cádiz