Pilates terapéutico

Dirigida y coordinada por nuestro equipo de fisioterapeutas, aplicamos las técnicas de pilates con un enfoque muy sanitario, personalizando cada sesión en función de las necesidades y capacidades de cada paciente.

El método Pilates, es un sistema de entrenamiento físico y mental creado a principios del siglo XX por Joseph

Hubertus Pilates, quien lo ideó basándose en su conocimiento de distintas especialidades como gimnasia, 

traumatología y yoga, uniendo el dinamismo y la fuerza muscular con el control mental, la respiración y la

relajación.

La práctica de Pilates tiene numerosos beneficios:

 

  • Tonifica y moldea los músculos

  • Mayor flexibilidad, destreza, agilidad y coordinación de movimientos

  • Fortalece el abdomen

  • Corrige y mejora la postura

  • Figura más estilizada

  • Reducción del nivel de estrés

  • Aumenta la elasticidad

El Pilates está reconocido mundialmente como un tipo de actividad saludable y beneficiosa para la salud en general.

Pero no todos los ejercicios de Pilates nos vienen bien a todos, es por ello que se han creado otros tipos de actividades, donde se adecúan los ejercicios del método mediante variantes y adaptaciones con diferentes fines. Así, podemos encontrar, el pilates terapéutico, pilates suelo, y pilates para embarazadas entre otros (máquinas, hacia la vertical, en pared…)

En nuestro centro queremos ofrecer lo mejor para la salud de cada persona, es por ello que adaptamos el método a cada una de ellas. A continuación se define cada una de las modalidades que se practican:

  • Pilates suelo (Mat): Es el que más se practica y tiene la característica principal de que se realiza sobre una esterilla, pudiéndose utilizar diferentes implementos y materiales que nos ayudarán a la ejecución de los ejercicios; aro mágico, banda elástica, pelotas, bosu, etc. Está principalmente aconsejado para personas sanas y que no se encuentren en nigún proceso de intervención o embarazo.Esta técnica se basa en seis principios básicos: concentración, control, centralización, fluidez de movimiento, precisión y respiración. Los ejercicios del Pilates Mat no exigen un número alto de repeticiones. Su objetivo consiste en aumentar la fuerza abdominal y mejorar la flexibilidad y el control corporal. Para llevar a cabo estos jercicios no se requiere de experiencia previa ni un físico específico, solo mostrar un alto nivel de concentración para poder ejecutarlos correctamente. Este ejercicio es ideal para las personas sedentarias que desean ponerse en forma.

  • Pilates terapéutico: consiste en realizar un programa de ejercicios de Pilates modificado, adaptados a las características de cada usuario; con fines de prevención, alivio del dolor y mejora del esquema corporal. Este método está diseñado y aplicado por fisioterapeutas para uso específicamente en el área de la rehabilitación. La dinámica de trabajo de cada sesión de Pilates se basa principalmente en el control postural, considerando de vital importancia la atención en la zona abdomino-lumbar, combinado con la respiración, y el aprendizaje gradual de los movimientos adecuados. Está destinado a personas con alguna patología que le impida realizar de forna normal los ejercicios del método, por lo que se adecúan a ellas; lumbalgias, hernias, protusiones, etc.

  • Pilates para embarazadas: Como su nombre indica, esta modalidad del pilates está dirigida a mujeres embarazadas. Durante el embarazo es muy habitual el dolor lumbar, jugando un papel fundamental el fortalecimiento de la zona frontal del cuerpo. El pilates trabaja la zona lumbo-abdominal y el suelo pélvico, los cuales son pilares básicos en la preparación y el buen estado de las mamás, con la mínima probabilidad de lesión. Algunos de sus beneficios son: Fortalecimiento de la pared abdominal, disminución del dolor de espalda, fortalecimiento del suelo pélvico, mantenimiento del equilibrio, descarga la musculatura de pelvis y espalda, ayuda a relajarse y a controlar la respiración.

Además, en nuestro centro se practican diferentes actividades como:

  • Gimnasia Hipopresiva: La flacidez y la debilidad de nuestra faja abdominal y de la musculatura del suelo pélvico es una constante hoy en día, dicha flacidez es la que esta detrás de múltiples problemas relacionados con el aparato genito- urinario de la mujer (incontinencia urinaria, dolor en las relaciones, prolapsos), con problemas de espalda (lumbalgias, ectificación lumbar) y otros problemas de índole estéticos (barriga hinchada, flacidez abdominal). Por medio de estos ejercicios conseguimos una “reprogramación” de la musculatura de la faja abdominal y del suelo pélvico. Consisten en generar una hipopresión dentro de nuestra cavidad abdominal. Engloban una serie de técnicas, que mediante diferentes posturas y movimientos y por medio de una contracción de nuestro músculo diafragma en espiración (apnea espiratoria) conseguimos literalmente hacer un efecto de succión de nuestras vísceras. Además de estas actividades, en nuestro centro trabajamos ejercicios para el suelo pélvico, que, además de encontrarse incluidos en las diferentes rutinas de actividades al mantenerlo activado durante las sesiones, se puede trabajar de forma más específica para aquellas personas que lo requieran. Esto juega un papel fundamental sobre todo, en la etapa de postparto, puesto que las mamás han pasado por una etapa en la que han dañado ese tejido y deben recuperarlo de la mejor forma posible.

  • Ejercicios de Suelo Pélvico: El músculo del suelo pélvico, o músculo pubococcígeo, está formado por tres anillos que se encargan de mantener en suspensión y en posición correcta el útero, la vegija y el recto, desafiando la fuerza de la gravedad. Después del parto, es habitual que este músculo se debilite; las consecuencias tienen un impacto muy negativo en la calidad de vida de la mujer, ya que, además del descolgamiento de los órganos intraabdominales (prolapso), se relacionan directamente con la incontinencia urinaria y la disfunción sexual femenina. Es por esta razón que se deben realizar ejercicios que favorezcan el fortalecimiento y la recuperación de este tejido. Es muy común que las mamás quieran volver a tener el vientre plano lo antes posible, pero se debe tener en cuenta que una tabla de abdominales no es el tipo de ejercicios correcto en esta etapa, ya que incrementaría el daño abdominal y la separación del abdomen (diástasis).

Francisco Cancelo

Fisioterapéuta

Maria Corral

Fisioterapéuta